¿Por qué no tengo el cuerpo ideal?

El ideal de mujer que admiraban hombres y mujeres unos siglos atrás haría temblar de pavor a las personas obsesionadas por la imagen de este nuevo milenio. Aquellas damas más bien rollizas representaban a lo mejor de su clase, pero hoy ocuparían el último lugar en la lista.

Hoy las normas sociales aseguran que una mujer bella es extremadamente delgada y sin curvas, pero con músculos endurecidos al máximo como el mejor atleta.  Sin embargo, son muchos los estudios que confirman que los hombres siguen prefiriendo escotes y pantalones rellenos, aunque ellos, también influenciados por la sociedad, presentan cada vez más atención a las apariencias.

Lo más peligroso de este asunto es que los mandatos culturales tienen una especial influencia en las personas más inseguras o que están atravesando una crisis vital, como los adolescentes. Estas personas ceden fácilmente a las presiones externas y se adaptan a las supuestas garantías del éxito y la felicidad, como costos muy altos, como pueden ser los trastornos de la alimentación o la masificación del tiempo libre en gimnasios y centros de estético o el descuido de la familia y la salud.

El énfasis en la “buena presencia” resta importancia a lo que verdaderamente nos hace únicos y valiosos: nuestros sentimientos, personalidad y principios.



Aconsejar

Recibe más consejos en tu email, gratis!

Recibir consejos

Más consejos de Belleza, Psicología, Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>