Siembra y cultivo de almácigos

La siembra de almácigos resulta uno de los recursos más eficaces para obtener plantas delicadas. Siga paso a paso la explicación que le ofrecemos a continuación y podrá disfrutar de unos hermosos ejemplares.

Para empezar busque un cajón poco profundo o una lata de dulce de batata y realice varios agujeritos para el drenaje.

Por otro lado, coloque la tierra enriquecida con humus durante 40 minutos a baño María en el horno para que se esterilice y deje enfriar.

Una vez que esté fría, lleve la tierra al cajón o a la lata que haya conseguido y esparza las semillas en forma pareja. Luego cubra con una fina capa de tierra o arena y riegue con pulverizador.

Tape con un papel de diario y con un vidrio. Destape para regar sólo si es necesario.

Cuando la plantas tengas dos hojitas, páselas a un recipiente que contenga partes iguales de tierra, arena y resaca. Unos días después podrá trasladar sus plantas al lugar definitivo.

Este es un método ideal para sembrar ageratum, alelí, amapola, caléndulas, petunias, violetas, verbenas, tagetes o prímulas, entre otras.



Aconsejar

Recibe más consejos en tu email, gratis!

Recibir consejos

Más consejos de Jardín, Trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>