Cómo preparar almácigos para plantas

La siembra en almácigos resulta uno de los recursos más eficaces para obtener plantas delicadas. Siga paso a paso la explicación que le ofrecemos a continuación y podrá disfrutar de unos hermosos ejemplares.

Para empezar busque un cajón poco profundo o una lata y realice varios agujeritos para el drenaje. Por otro lado, coloque la tierra enriquecida con humus durante 40 minutos a baño María en el horno para que se estelirice y deje enfriar.

Una vez que esté fría , lleve la tierra al cajón o a la lata que haya conseguido y esparza las semillas en forma pareja. Luego cubra con una fina capa de tierra o arena y riegue con pulverizador. Tape con un papel de diario y con un vidrio. Destape para regar sólo si es necesario.

Cuando las plantas tengan dos hojitas, páselas a un recipiente que contenga partes iguales de tierra, arena y resaca. Unos días después podrá trasladar sus plantas al lugar definitivo.

Este es un método ideal para sembrar ageratum, alelí, amapola, caléndulas, petunias, violetas, verbenas, tagetes o prímulas, entre otras.

Categorías Jardín

Deja un comentario