Precauciones al consumir alimentos frescos

La salud de toda la familia puede estar en riesgo si no actúa con precaución en la cocina. Especialmente los más chicos son vulnerables a distintos tipos de bacterias que viven en los alimentos de origen animal o vegetal crudos y pueden causar desde diarrea hasta infecciones serias.

Siga paso a paso estas recomendaciones para estar tranquila de que sólo están consumiendo alimentos sanos y sin riesgo de intoxicación.

Mantenga la carne roja, el pescado y el cerdo separado del resto de los alimentos en la bolsa de compras o el carrito del supermercado.

Ponga en la heladera los alimentos perecederos tan rápido como pueda. Coloque la carne en bolsas plásticas o en platos para prevenir que contaminen al resto de los alimentos con sus jugos.

Lave las verduras con agua corriente durante 15 o 30 segundos y límpielas con un cepillito. Incluso si se trata de verduras o frutas preempacadas, lavadas o peladas o si va a pelarlas.

Luego de tocar pescado o carne cruda, huevos frescos o verduras, así como luego de ir al baño, tocar las mascotas o cambiar pañales, lave sus manos con agua caliente y jabón durante al menos 20 segundos.

Nunca deje que su familia beba jugos sin pasteurizar.

Nunca consuma cualquier tipo de carne cruda o mal cocida ni verduras que tengan un aspecto, olor o sabor diferente al habitual porque podrían contener peligrosas bacterias.



Aconsejar

Recibe más consejos en tu email, gratis!

Recibir consejos

Más consejos de Cocina, Nutrición, Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>