Manejo seguro de alimentos deshidratados

Podríamos definirlos como los aliados de la “cocina rápida”. Hoy ya no se circunscriben a tradicionales sopas y purés: ahora es posible preparar también platos completos, tan exóticos como exquisitos.

Para lograr mayor concentración y durabilidad, los alimentos deshidratados tienen, en su origen, apenas un 7% de humedad. Una vez que llegan al hogar, para conservarlos en óptimas condiciones es precioso mantener el envase cerrado, no exponerlos a la luz, para evitar que se pongan ácidos (por ejemplo, la leche) y resguardarlos de la humedad.

Con respecto a su preparación, es preciso seguir las indicaciones de cada sobre o paquete, pero chequeando previamente la fecha de vencimiento.  Conviene evitar los deshidratados que contienen glutamato sódico (un agregado que acentúa la percepción del sabor), debido a que se sospecha que puede ser cancerígeno.

Algunas empresas reemplazan esa sustancia por un hidrolizado proteico, a fin de lograr el mismo resultado respecto del sabor.



Aconsejar

Recibe más consejos en tu email, gratis!

Recibir consejos

Más consejos de Cocina, Nutrición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>