Gatos con trastornos visuales

En los gatos, los ojos claros y brillantes son un síntoma de buena salud. Estos órganos, especialmente diseñados para captar el máximo de luz, poseen en esta especie la propiedad de adaptar su pupila a diferentes intensidades lumínicas. Por eso es fundamental estar atenta ante cualquier problema que su gato pueda padecer en la vista.

Gato chicoUn punto a favor es que en la mayoría de los casos los cambios de apariencia de los ojos (ya sea debido a infecciones o heridas) siempre son fácilmente detectables. Los síntomas que hay que vigilar permanentemente y que pueden ser un indicador de un problema más grave son los siguientes: secreciones o lagrimeo excesivo, cualquier cambio de color, inflamaciones en el párpado y sensibilidad anormal a la luz. Cuando perciba alguna de estas anomalías es imprescindible que consulte de manera urgente a su veterinario: un simple trastorno sin tratamiento puede llegar a producir la pérdida parcial o total de la visión.

En general, las enfermedades oculares del gato se solucionan con antibióticos y pomadas de fácil aplicación, como la conjuntivitis. Tenga presente realizarle a su gato un test de visión cada seis meses; hágalo en su casa del siguiente modo: cúbrale un ojo y vaya acercando su dedo hacia el otro, hasta que el animal parpadee, si no lo hace es que existe algún problema. Para poner a prueba los reflejos de la pupila basta con un destello de linterna dirigido hacia los ojos.

Vea también cómo puede bañar a su gato y cómo alimentarlo.



Aconsejar

Recibe más consejos en tu email, gratis!

Recibir consejos

Más consejos de Animales, Mascotas, Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>