Cubierta para pizzas muy económicas

Licue 150 gramos de queso cremoso con media taza de leche, una cuchara de harina, otra de aceite, sal y pimienta. Luego, vierta el resultante en una cacerolita y hierva durante unos segundos. Cubra la pizza cocida y lleve al horno para que el queso quede bien doradito.

Deja un comentario