Azúcar y sal sin humedad

El azúcar, al igual que la sal, sufre la acción de la humedad. Para evitarlo, ponga en práctica este truco ultra sencillo; todo lo que debe hacer es recortar un papel secante y colocarlo en el fondo del azucarero o salero. Verá que, de ahí en más, el azúcar y la sal estarán siempre perfectos y sin signos de humedad.



Aconsejar

Recibe más consejos en tu email, gratis!

Recibir consejos

Más consejos de Cocina, Mantenimiento, Recursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>