Un sustituto del almidón

Si quiere almidonar sus trabajitos de hilo, vierta en una cacerola una parte de agua y seis de azúcar. Lleve a fuego mínimo y reduzca a la mitad. Luego, sumerja la labor, embébala bien retírela y déjela secar en una superficie plana o séquela con el calor del secador.



Aconsejar

Recibe más consejos en tu email, gratis!

Recibir consejos

Más consejos de Trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>