Saleros de metal que no se oxidan

Para evitar que los saleros de metal se oxiden, limpie con una esponja de metal y polvo limpiador toda la superficie. Luego pásele dos manos de esmalte transparente para uñas y deje secar. Si los agujeros se taparon, tome una aguja y abra los orificios. Sus saleros de metal lucirán como nuevos.

Deja un comentario