Observando la barbilla podrá conocer a la persona

Es el rasgo más indicativo de los deseos y la voluntad.

– Larga: Persona terca y caprichosa.

– Corta: Lo opuesto del anterior; débil, voluble, indecisa y temerosa.

– Puntiaguda: Dinamismo, decisión y optimismo.

– Hendida: Personalidad egocéntrica, soberbia y egoísta.

– Con papada: Muy buena amiga y especialista en mimos.

– En retroceso: Persona impaciente, discutidora y superficiales.

– Saliente: Personalidad resulta, con mucha voluntad y tenacidad.



Aconsejar

Recibe más consejos en tu email, gratis!

Recibir consejos

Más consejos de Psicología, Vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>