La casa de los ancianos

Cuando los abuelos comienzan a tener limitaciones para moverse es imprescindible recurrir a sencillas reformas arquitectónicas para que puedan permanecer por más tiempo en su propia casa. Algunos conejos:

  • No se trata de una adaptación ortopédica de la casa, es una arquitectura preventiva que tiende a eliminar los riesgos de accidentes, a mejorar las comunicaciones y la manipulación de objetos y enseres domésticos. Su objetivo es proporcionar mayor seguridad en los desplazamientos y en el uso de baños y cocinas, que son los lugares donde pueden producirse mayores inconvenientes.
  • Diseñar modificaciones pequeñas y graduales que vayan acompañando las necesidades reales del anciano a medida que estás se manifiestan es una tarea sencilla que no requiere de grandes esfuerzos materiales ni emocionales.
  1. El ancho ideal de las puertas es de 90 cm, el mínimo es de 80 cm (para sillas de rueda y para muletas).
  2. Se aconsejan las griferías tipo monocomando.
  3. En zonas de giro, el espacio necesario para permitir el giro completo de una silla de ruedas es de 1,50 m.
  4. Hay que tener en cuenta que los brazos de una persona en sillas de ruedas no alcanzan nada que esté por debajo de los 40 ó 50 cm, ni por encima de 1,40 a 1,50 m, de modo que esta medida determinará a su vez la disposición de objetos en los ambientes.
  5. Las teclas de luz deben tener una altura de 85 cm.


Aconsejar

Recibe más consejos en tu email, gratis!

Recibir consejos

Más consejos de Ancianos, Bricolaje, Hogar, Salud, Seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>