Deje sus cacerolas antipegotes

No es un truco de magia, pero le permitirá convertir a sus cacerolas en similares a las antiadherentes. La olla debe estar perfectamente limpia. Hay que llenarla con una mezcla de agua y dos cucharadas de ceniza de leña. Se hace hervir durante unos minutos y luego se lava. En sus próximo uso, podrá comprobar que quedó igual a las cacerolas donde la comida no se pasa ni se pega.



Aconsejar

Recibe más consejos en tu email, gratis!

Recibir consejos

Más consejos de Bricolaje, Cocina, Limpieza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>