Al plantar Bulbos

El primer punto es saber que no existen plantas bulbáceas de verano. La mayor parte de los bulbos se siembra durante el invierno, aunque para determinadas especies esa tarea se extiende desde la mitad del inicio de la época de frío hasta la primavera.

Así, el invierno es el momento propicio para cultivar jacintos, fresias, tulipanes, narcisos, anémonas, violetas, amarillis, gladiolos y toda otra especie nacida de bulbo.

Para ello debemos tener en cuenta que:

– La mayor o menor profundidad de la siembra depende del tipo de bulbo.

– El jacinto es el único que puede florecer simplemente
dentro de un vaso con agua. Como sin tierra gasta mucha
energía, florecerá sólo una vez y el bulbo no servirá para el año próximo.

– Una vez terminada la temporada, algunos bulbos pueden dejarse en la tierra siempre y cuando se los mantenga en lugares frescos y sin mucho sol. En tales condiciones pueden reproducirse en el mismo sitio y florecer nuevamente al año
siguiente.



Aconsejar

Recibe más consejos en tu email, gratis!

Recibir consejos

Más consejos de Jardín, Trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>